10 Consejos para un buen reportaje de comunión - La tienda de fotografía
16048
post-template-default,single,single-post,postid-16048,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.1.2,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1,vc_responsive
 

10 Consejos para un buen reportaje de comunión

10 Consejos para un buen reportaje de comunión

10 Consejos para un buen reportaje de comunión.

Abordar una sesión fotográfica desde el más absoluto desconocimiento puede ser una gran aventura. Sobre todo si te decides por contar un estudio de fotografía profesional, en el que los tiempos y la metodología de trabajo poco o nada tienen que ver con las fotografías familiares a las que estamos acostumbrados.

El momento de la primera comunión es un hito importante para las familias que lo integran en su vida. Es un año especial para los principales protagonistas del evento, pero sin ninguna duda, lo es también para toda la familia que acompaña a los pequeños ese día.

Los preparativos, de distinto orden, ocupan tiempo, esfuerzos y preocupaciones que solo las familias pueden entender. Desde esta entrada de nuestro blog, queremos ofrecerte algunos consejos útiles para afrontar con éxito la sesión fotográfica de comunión, que tan buen recuerdo os dejará.

  1. Paciencia, paciencia y paciencia
    Cada persona es un mundo y en el trabajo con la infancia hay que tener mucha paciencia y respeto con los tiempos de cada niño o niña. En cada caso siempre es distinto, pero debemos tener en cuenta que en general existe un tiempo de calentamiento, por eso, los mejores resultados suelen conseguirse en las sesiones fotográficas más largas.
  2. Planifica la sesión
    Es un día importante, has tomado tu tiempo en decidir donde realizar la sesión de fotos. Por eso es interesante que planifiques la jornada. Dedica el tiempo que sea necesario para que sea una actividad relajada y divertida. Los niños y niñas funcionan mucho mejor sin la presión del tiempo y minimizando las sorpresas.
  3. Detalles personales
    No debemos olvidar quien es el protagonista del reportaje. Es interesante buscar algún detalle o detalles personales que hagan que el niño o la niña hagan suyo el espacio donde estamos trabajando. Quizás rescatar a ese peluche con el que dormía de bebe, la copa que ganó en Karate el año anterior.
    También puedes pensar en integrar en la sesión algún objeto familiar, como un rosario heredado o un misal que perteneció a la madre o al padre.
  4. Cuidado con destacar defectos que en realidad no existen
    Alguien dijo una vez que en la pantalla solo quedan bien, los niños, los perros y los actores ingleses. Una afirmación que apoyamos completamente. Si existe algún defecto en un niño o niña, se encuentra en la mirada del adulto que lo observa. No le recuerdes la separación de sus dientes al mostrar su sonrisa.
  5. Comunicaros con vuestro fotógrafo o fotógrafa
    Si bien habréis estudiado el estilo del estudio fotográfico al que contratáis y es posible que tengáis en la cabeza alguna fotografía especial o algún detalle importante que destacar. Los fotógrafos no pueden leer vuestra mente y no podéis dar por sentado que todo el mundo tiene vuestro mismo criterio. De modo que no os cortéis y transmitir aquello que andáis buscando.
  6. Solos o acompañados
    Es bonito disfrutar de la actividad que se vive en el estudio de fotografía en compañía de la familia. Pero ojo ¿dónde está el limite? ¿qué espacio debe tener el protagonista de la historia?. Nosotros pensamos que niños y niñas funcionan mejor solos, pero la experiencia también os dice que hay espacio para todo. En nuestro caso, las instalaciones del estudio en el que trabajamos, están preparadas para recibir a nuestros clientes con comodidad, pero eres tu quien debe pensar que es lo mejor para tu hijo o hija.
  7. Fotografías con los familiares
    Para nosotros es perfectamente viable. Pensamos que aporta valor a la sesión de fotos que el protagonista o la protagonista de la historia, pueda aparecer en alguna foto con familiares o incluso amigos. Pero ojo, no hay que olvidar de quien es el reportaje de comunión.
  8. Deja que los niños parezcan niños
    No hay nada peor que olvidar que los niños y las niñas son precisamente eso, niños y niñas. Si tenemos que pensar que las fotografías de su reportaje de comunión, deben ser un recuerdo bonito de una parte de su infancia, no ganamos nada, con un traje o un peinado que les haga parecer más mayores. Maquillar a las niñas no ayudará a mostrar su auténtica personalidad.
  9. Haz participe a tu hijo o hija de las decisiones importantes
    Esta claro que la última palabra la tendrán siempre los padres. Pero porque no hacer que los protagonistas del evento participen de esa toma de decisiones. Si queremos buenas fotografías los niños y niñas tienen que pasárselo bien, tienen que poder ser ellos mismos y quizás esto pase por que participen en la toma de algunas de las decisiones más importantes.
  10. La peluquería
    Si quieres un corte de pelo especial para la sesión de fotos, perfecto, lo entendemos y lo valoramos, pero ten en cuenta los tiempos a la hora de hacerlo, agenda muy bien los horarios de peluquería para no tener retrasos en la sesión fotográfica. En el caso de los niños, cuando les hacemos un corte de pelo un poco más drástico, es interesante que lo hagas unos días antes para evitar los típicos tonos de piel más blanca.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR